Una residencia aislada en el parque nacional de Monfragüe se autoabastece con energía solar.

La residencia Malueñillos, situada en el parque de Monfragüe (Cáceres), se autoabastece con energía solar, lo cual implica un coste reducido y un impacto ambiental reducido. Una instalación fotovoltaica de 5,4 kW en paneles dota a la casa de agua caliente, calefacción y todas las demás INSTALACIONES básicas. La empresa extremeña Instalaciones Eléctricas Lázaro, adherida a la red Ecoxpert de Schneider Electric, se ha encargado de la ejecución de la solución.

Malueñillos

La INSTALACIÓN del complejo eléctrico en Malueñillos precisaba del mínimo impacto ambiental, al estar el complejo en medio del Parque Nacional de Monfragüe

La residencia de recreo y caza Malueñillos, situada en el parque nacional de Monfragüe (provincia de Cáceres), ha pasado de ser una vivienda aislada a tener suministro eléctrico con todas las COMODIDADES de la ciudad, sin renunciar al paraje rural donde se ubica. Con un impacto ambiental nulo y con un coste reducido, ha conseguido ser una casa cómoda y tradicional autosuficiente gracias a la instalación solar de Instalaciones Eléctricas Lázaro, miembro de la red Ecoxpert de Schneider Electric.

La necesidad planteada por el proyecto era disponer de suministro eléctrico en un complejo rural aislado de aproximadamente 400 m2 para el uso de vivienda y cortijo de caza en periodos de fines de semana o vacacionales. Además, el suministro eléctrico debía servir para bombear agua de un pozo y llevarla hasta la casa. Todo ello con el mínimo impacto ambiental al estar el complejo en medio del Parque Nacional de Monfragüe.

La empresa extremeña Instalaciones Eléctricas Lázaro, adherida a la red Ecoxpert de Schneider ELECTRIC, ha realizado una instalación solar fotovoltaica de 5,4 kW en paneles, gestionada mediante inversores Schneider Electric, reguladores de carga solar y paneles de control, entre otros.

La energía de los paneles solares dota a la casa de agua caliente, calefacción y todas las demás instalaciones básicas. Se trata de una instalación totalmente automática, en la que el único paso que debe realizar el cliente es pulsar un interruptor para encender la luz. Además, cuenta con un sistema de monitorización en tiempo real, por lo que ante cualquier problema el usuario se puede conectar con la instalación a distancia. El éxito logrado ante este reto demuestra que es posible contar con electricidad en lugares donde era impensable hace solo unos años, con las mismas comodidades de la red eléctrica y generando energía propia de forma limpia y económica.

La INVERSIÓN se amortizó desde el primer minuto, siendo incluso menor a la de una solución tradicional, basada en una línea de media tensión. Del mismo modo, la autoproducción de electricidad tiene un coste cero, dado que solo necesita la energía del sol. El mantenimiento es prácticamente nulo, la instalación resulta totalmente autónoma y se consigue la comodidad de contar con un suministro eléctrico como si se estuviera conectado a la red.


Fuente Infoconstruccion.

Publicado: 31 de Marzo de 2015