P/ Madrid La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado esta noche que estudiará con sus abogados si denuncia por una posible "retención ilegal" a los agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, a quienes acusa de "mentir" con "prepotencia y machismo".

Aguirre, que ha seguido dando su versión en diversos medios de comunicación tras ser multada en la Gran Vía cuando conducía su coche, ha explicado que se detuvo en el carril bus al ver que se había parado delante un taxi y pensando que le daría tiempo a sacar dinero de un cajero automático, "con tan mala suerte" que ha sido sancionada por un agente.

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha asegurado que "nada de lo que dice el parte" de su multa y posterior fuga es verdad. Según ella, decidió abandonar la zona después de ser multada y tras exponerle al agente de Movilidad que no quería copia de la denuncia.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se ha mostrado molesta porque tenía prisa, le había dicho al agente que "tenía mucha razón" y porque llevaba retenida entre 15 y 20 minutos. "Querían mi foto con siete agentes", ha dicho antes de acusar a éstos de haber actuado con "mentiras, prepotencia y machismo".

Aguirre ha asegurado que es "la más respetuosa con la Policía", pero ha cuestionado las actuaciones de los agentes de Movilidad del Ayuntamiento -"habría que preguntar a los madrileños por su opinión", ha dicho- y, por este motivo, ha señalado que "a lo mejor" denuncia a dichos agentes por posible "retención ilegal".

Fuente: La Nueva España



Publicado: 4 de Abril de 2014