Las dimensiones del fraude fiscal y laboral

5.690 millones "sumergidos" en Asturias La actividad económica que escapa al control tributario equivale ya al 26% del PIB y ha crecido un tercio entre 2008 y 2012, según un estudio de los técnicos de Hacienda 30.01.2014 | 01:45

Billetes de 500 euros.

Oviedo, L. GANCEDO Asturias mueve cada año en dinero "B" el equivalente al 26% del producto interior bruto (PIB). Tanto como 5.690 millones de euros. Es el tamaño de la economía sumergida regional, básicamente las actividades de ciudadanos y empresas que escapan al control del Fisco y de la Seguridad Social. Los datos pertenecen a una estimación realizada en el ámbito universitario por encargo del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), un trabajo en el que se expone que los impactos de la crisis económica, combinados con problemas como la "ineficacia" de la lucha contra la evasión tributaria, los altos niveles de corrupción y la justificación del fraude por un parte relevante de la sociedad, explican que la economía sumergida esté en niveles récord en Asturias y en España, donde supone ya 253.000 millones al año.

El estudio presentado ayer por Gestha y dirigido por Jordi Sardá Pons, profesor de la Universidad de Tarragona (Universitat Rovira i Virgili), hace una aproximación al tamaño de la economía sumergida, imposible de medir con precisión, siguiendo métodos utilizados con frecuencia por investigadores nacionales e internacionales y que tiene en cuenta, además de la recaudación tributaria, indicadores como la tasa de paro, la importancia del trabajo autónomo, el peso de la construcción en el PIB, la renta per capita, los consumos de electricidad... Conforme a la definición de la OCDE, el informe entiende como economía sumergida principalmente las actividades que implican fraude fiscal, evasión de cotizaciones a la Seguridad Social y otros incumplimientos de normas laborales o administrativas.

Los resultados que el informe aporta sobre Asturias son los que se exponen en los siguientes puntos.

El tamaño. La economía sumergida fue en 2012 equivalente al 26% del PIB, proporción que supone 5.690 millones de euros.

La evolución. La riqueza generada por las actividades que escapan al control tributario y laboral creció el 33% desde 2008. Tal aumento ha sido paralelo a la explosiva subida de la tasa de paro en estos años y, también, al avance del desempleo de larga duración. Según el referido informe de Gestha, la dimensión de la economía sumergida guarda una relación directa con esos indicadores.

La clasificación. Asturias ocupa la octava posición por tamaño relativo de la economía sumergida en una clasificación que no incluye los cálculos sobre Navarra y el País Vasco debido a las singularidades de su régimen tributario. La región supera la media española (24,6% del PIB). Las autonomías con las proporciones más altas son Extremadura (31,1%), Andalucía (29,2%) y Castilla-La Mancha (29,1%). Los datos más bajos de economía sumergida los presentan Aragón (22,3%), Cantabria (22%) y sobre todo Madrid (17,3%). Ahora bien, el caso madrileño está alterado por el "efecto capitalidad" y los altos niveles de recaudación tributaria derivados de la altísima concentración de grandes empresas que tienen su sede fiscal en la ciudad. En Madrid, sostiene Gestha, el problema es más la "elusión fiscal", las prácticas de ingeniería tributaria que emplean las corporaciones empresariales para minimizar el pago de impuestos.

El impacto más directo de la economía sumergida es el menoscabo de los ingresos públicos y, como consecuencia, la necesidad de recortes más severos de gasto en un contexto de corrección del déficit como el actual. El informe de Gestha no lo evalúa, pero el siguiente ejercicio da una idea del alcance que tiene el fraude: si las empresas y ciudadanos tributaran por los 5.690 millones de la economía sumergida a un tipo del 25% -cercano al más bajo de la tarifa del IRPF para los rendimientos de trabajo (24,75) e igual al tipo nominal del tributo de sociedades para las pymes- la recaudación superaría los 1.400 millones de euros, casi el coste anual de la sanidad pública asturiana (1.500 millones).

Gestha relaciona el aumento de la economía sumergida en España con factores como la corrupción política, que "atenta gravemente contra la credibilidad de las instituciones", y con la "evidente ineficacia" en las estrategias de lucha contra el fraude. Pero también advierte de que la cuestión también es de orden social y moral: "En España hay un grave problema de moralidad en todo lo relacionado con el pago de impuestos; casi la mitad de los españoles justifica el fraude (según las encuestas del Instituto de Estudios Fiscales); no pagar el IVA no es un problema, algo impensable en otros países de la UE", señala el documento. España está entre los países europeos con mayor tasa de economía sumergida, aunque por detrás de Grecia, Italia y Portugal.

Cuentas de la economía sumergida

Asturias

La economía sumergida equivale en Asturias al 26% del PIB, tanto como 5.690 millones de euros. Tal cantidad supera en casi 1.900 millones la de los Presupuestos del Principado (3.808 millones) y en unos 2.200 millones el coste previsto de la Variante de Pajares (3.500 millones). Supone también 1.400 millones más que la riqueza que aporta toda la industria regional al PIB.

Por regiones

Las mayores tasas de economía sumergida se dan en Extremadura (31,1%), Andalucía (29,2%), Castilla-La Mancha (29,1%), Canarias (27,9%) y la Comunidad Valenciana (26,5%). Asturias ocupa una posición intermedia, aunque algo superior a la media española (24,6%). Las comunidades con proporciones más moderadas son Madrid (17,3%), Cantabria (22%) y Aragón (22,3%).

El fraude

La economía sumergida está compuesta por las actividades que evitan el pago de impuestos y de cotizaciones a la Seguridad Social. Si todo el dinero que mueve tributará al 25% (tipo ligeramente superior al más bajo del IRPF e igual al general que se aplica a los beneficios de las pymes) se recaudarían 1.422 millones, 80 menos del coste anual de la sanidad pública asturiana.

Vídeos relacionados

<

>

13 comentarios

Para comentar debes iniciar sesión o registrarte si aún no tienes una cuenta.
Los comentarios están sujetos a moderación previa y deben cumplir las Normas de Participación

Primero 12Siguiente >Último

#14 - Nacho Salamanca Colunga el día 30-01-2014 a las 19:48:32

1

(1 Votos)

¿Y qué hay de la otra cara de la moneda de esa economía sumergida? Supongan ustedes que se personan en la oficina de la ORA para solicitar una tarjeta de residente. Llevan su DNI en toda regla y una autorización provisional de circulación expedida por la DGT, también en toda regla. Pero les deniegan su tarjeta de residente: el documento de la DGT debería llevar, además, su dirección, pero no la lleva. Resultado: pedir permiso en el trabajo, pedir hora en la DGT y, mientras, cebar con euros la maquinita de aparcamiento. Pregunto: ¿qué tipo de economía es ésta? ¿tienen los expertos alguna denominación para este atropello por parte de "nuestras" instituciones?

#13 - Mario Garcia Garcia el día 30-01-2014 a las 18:29:54

0

(0 Votos)

Si es muy sencillo aflorar el dinero. Con ir detrás de algunos que tienen mucho tiempo libre, buena salud y buenas pagas, que hacen chollos sin pagar IVA, IRPF, SS, SRC o cualquier otro seguro. Detrás de los que tienen aparcados en cualquier calle, infinidad de vehículos con el cartelito de "Se Vende". Detrás de los falsos autónomos. El problema es que no hay voluntad política, es más con ciertas prácticas, parece que la Administración las fomenta. Los autónomos (los verdaderos, porque en esta región se dan mucho de los 'otros"), sin salir de su casa ya tienen que pagar un mínimo de casi 300 € en SS y Hacienda), mientras que en Francia o UK, pagan 50 € o en Alemania, que pagan impuestos a partir de los 12.000 € de facturación anual. Claro que en esos paises, pobre del que se la juegue al fisco y tampoco hay la plaga de los falsos autónomos. Otra en USA el valor máximo de los billetes, es 100 U$S, por eso los que tienen dinero negro, se van a los €. Para terminar y eso va para algunos, los autónomos no pueden formar empresas como tal y por lo tanto si no pagan, les pueden quitar hasta la casa y el poner a nombre de otros sus bienes, se llama 'alzamiento de bienes" y eso está penado por Ley, otra cosa son los que tienen una S.L. o una S.A.

#12 - chema diez-llaneza el día 30-01-2014 a las 17:40:58

0

(0 Votos)

Casi dos veces el presupuesto del gobierno regional, Si tenemos pocos inspectores fiscales creo por que alguien sale beneficiado y no interesa. El seguimiento de Hacienda todos sabemos que se aplica solo a los asalariados los demas....... ni los miran, pero ellos obedecen son asalariados como nosostros y solo trabajan, pero el Sindicato como organizacón lo ve, lo ve .

#11 - juan alvarez el día 30-01-2014 a las 16:47:24

1

(1 Votos)

aquí hay mucha tela que cortan, van unos ejemplos y que conste que no me meto en general sobre los llamados emprendedores, sino con los que defraudan: además del con IVA o sin IVA, hay muchos autónomos que ponen a nombre de la empresa su coche, el de su mujer, sus hijos, su teléfono móvil, el de la mujer, el de la suegra, y desgravan IVA e IRPF por todo ello; ¿algún empleado puede desgravarse la comida?, los dueños de un bar si, come la familia y la materia prima se consigna como gastos (debería de declararse como autoconsumo) ¿alguno se desgrava la gasolina por ir a trabajar?, muchos empresarios si, el coche es del negocio y no se utiliza para fines particulares. Los técnicos de Ghesta dicen que declaran más los empleados que los jefes y, a todas luces, en la mayoría de los casos el nivel de vida no es el mismo, ¿de que viven muchos? ¿del aire?, no, de lo no declarado, cámbiese el IRPF, aplíquese a la actividad empresarial el mismo impuesto que una S.A., o una S.L, cuota fija, y que el empresario declare como rendimiento de trabajo un sueldo igual al de su empleado que más perciba, etc. etc. para escribir un libro.... o dos y no es el lugar ni el momento

#10 - El Alacrán te va a picar el día 30-01-2014 a las 14:53:49

0

(0 Votos)

¡No le demos más vueltas! Los poderes públicos tienen un incontenible afán recaudatorio con aquellos a los que nos tienen cogidos por los 'egs" o por la nómina. El resto: quienes ofrecen servicios sin factura, sin iva, quienes declaran unas cifras de negocio insignificante o, sencillamente, los que no declaran actividad alguna y por tanto no tributan, se van de rositas, mientras que Montoro y todos los "montoros" de los 17 reinos de taifas, miran tranquilamente para otro lado.

Fuente: LA NUEVA ESPAÑA



Publicado: 30 de Enero de 2014