Intoxicados 9 estudiantes de una residencia de Madrid por comer un pastel de marihuana Uno de los universitarios continúa hospitalizado tras ingresar en estado de coma y los otros ocho afectados ya han sido dados de alta 17.02.2014 | 01:45

Oviedo, Félix VALLINA Comenzó como una fiesta, pero los afectados van a tardar en olvidar el cumpleaños que celebraron el pasado sábado soplando las velas sobre un pastel de marihuana. Nueve estudiantes de la Residencia Universitaria Alfonso X el Sabio, situada en el campus de Villanueva de la Cañada (Madrid), resultaron intoxicados esa noche tras haber ingerido una tarta elaborada con "maría" en el contexto del aniversario de uno de ellos. Algunas fuentes aseguraban tras conocerse lo ocurrido que el número de intoxicados podría haber llegado a once, aunque Paulino Barroso, que ayer se presentó como "responsable de la residencia" para atender la llamada de este diario, confirmó que los universitarios afectados "son nueve" y que "no hay ningún asturiano" entre ellos.

Los estudiantes, todos con edades comprendidas "entre los 18 y los 20 años", tuvieron que ser trasladados en ambulancia al Hospital Puerta de Hierro después de haber ingerido la marihuana. Uno de ellos, según fuentes sanitarias, llegó al centro en estado de coma y fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos ante la gravedad de los síntomas que presentaba. "Ocho de los afectados ya están aquí en la residencia y el otro, el que más comió, continua en el hospital pero ya está en planta y está recuperándose perfectamente", explicó ayer Barroso a eso de las siete de la tarde.

Paulino Barroso quiso dejar bien claro que los universitarios "cocinaron el pastel fuera del campus". Según la versión del responsable de la residencia, "lo hicieron en un piso de otro amigo que vive en el pueblo". Barroso sostiene que los estudiantes prepararon el pastel y mezclaron "una cantidad de marihuana que aún no se ha determinado" entre sus ingredientes. Después regresaron a la residencia, donde supuestamente se comieron parte de la tarta. "Alrededor de la una de la madrugada algunos de ellos comenzaron a avisar al recepcionista de que se sentían mal", señala Barroso. Uno de ellos, el que ayer aún permanecía ingresado, estaba visiblemente afectado. El trabajador "activó entonces el protocolo de seguridad" y se llevó al joven al centro de salud de Villanueva de la Cañada, desde donde lo enviaron al hospital.

Al enterarse de lo que había pasado y conocer que "otros ocho" universitarios también habían festejado el cumpleaños tomando pastel de marihuana, los médicos se trasladaron a la residencia para reconocer a los afectados. "El médico dijo que lo mejor es que se fueran al hospital por seguridad, para evitar cualquier tipo de riesgo", matizó Paulino Barroso. El responsable de la residencia tiene claro que "si no hubiesen estado aquí y no se hubiese reaccionado como se ha hecho quizás habría pasado algo mucho más grave".

El rector de la Universidad, José Domínguez de Posada, señaló ayer que una vez que se aclaren los hechos el centro adoptará las medidas pertinentes, pues "estos casos no son tolerados ni por asomo". Domínguez subrayó que "evidentemente, la Universidad depurará responsabilidades", lo que supone la apertura de expedientes académicos y la posibilidad de expulsiones definitivas o temporales.

Fuente: La Nueva España


Publicado: 17 de Febrero de 2014