Ya tenemos ceca la llegada del invierno y con el,  llega también el frío y en las cocinas se nota. Nos apetecen comidas calientes, comer de cuchara. Las imprescindibles sopas, los ricos cocidos, esas recetas que en periodo estival quedaron guardadas en lo más hondo de los cajones, ya se sacan las grandes cacerolas para satisfacción de nuestros paladares.

En la construcción pasa lo mismo, las obras también cambian de registro para  adaptarse al nuevo clima. La pintura de las fachadas da paso a los trabajos de interior, se van revisando los tejados para la llegada inminente de las lluvias y, también empezamos a pensar en encender las calderas para disfrutar de su apreciado calor.

Con ello también llegan en muchos casos, los problemas por falta de aislamiento. Perdidas de calor, condensaciones etc. Este último quizás sea el más común y en muchos casos el menos comprendido. Normalmente se encuentra localizado en las zonas altas y encuentros de paredes de las estancias que dan a la calle, aunque a veces se pueden encontrar en otras zonas. Existen varias formas de tratar esta patología de los edificios, pero todas ellas pasan por un mismo principio, la necesidad de aislamiento.

Este aislamiento se puede realizar por el interior o por el exterior.

Si lo realizamos por el exterior, se denomina SATE ( Sistema de aislamiento térmico exterior). Esta sería la mejor opción, ya que el aislamiento puede ser totalmente continuo, lo que evita puentes térmicos. Una solución SATE, aunque resulte más costosa ya que necesita de unos medios auxiliares más complejos tipo andamios o plataformas elevadoras, nos garantiza la efectividad del sistema.

Si nos decidimos a realizar el aislamiento interiormente, tendremos un ahorro considerable en el presupuesto, pero el aislamiento no será continuo a no ser en obra nueva, ya que nos lo cortará el encuentro entre los distintos muros de la casa,  o incluso los pilares. Precisamente en estos puntos es donde más necesario es el aislamiento. También nos supone una perdida de espacio por el espesor de los productos a utilizar. En los casos donde no sea posible actuar por el exterior y el espacio sea una prioridad, se pueden usar sistemas de aislamiento mediante morteros o pinturas aislantes. Eso nos permite protegernos de las temidas condensaciones sin perder nuestro ya escaso espacio.

http://www.almeidaconstruccion.com/contenido/pintura_revestimientos.html

Publicado: 26 de Octubre de 2015